Apple sigue cayendo en bolsa. Y no es porque haya dicho nada nuevo oficialmente, sino porque se están filtrando noticias de su cadena de suministro (y algunos análisis oportunistas). Parece que la empresa de la manzana está reduciendo los pedidos previstos a algunos de sus mayores proveedores, que a su vez ya habían publicado estimaciones de resultados para el trimestre siguiente y (con la caída de esos pedidos) están teniendo que declarar los cambios.

El último, ayer lunes, fue el proveedor de piezas para FaceID, Lumentum. Lumentum ha pasado de esperar ingresos entre 405 y 430 millones de dólares a declarar que espera entre 335 y 355 millones debido a «cambios en su principal cliente». El anterior había sido Japan Display. Y de acuerdo con Expansión (ver primer link) también lo ha hecho un fabricante de procesadores (recordemos que Apple no fabrica sus chips, sólo los diseña).

Con estas noticias, la caída del lunes fue del 5%. No es la única del sector pero sí de las más fuertes, y sigue alejándole del billón (1.000.000.000.000) de dólares que llegó a valer.

Estas noticias enlazan con lo que venimos hablando en Macuarium sobre la estrategia de Apple, sus nuevos precios y su giro hacia los servicios. La pregunta es si el estancamiento de ventas de los nuevos iPhones es causa o consecuencia de esa estrategia.

Danos tu opinión en los foros.

Imagen: Wikimedia.