Después de bajarme cientos de programas shareware para hacer que una carpeta te pida una contraseña antes de abrirse, acabo de descubrir que el propio OSX tiene esa herramienta:

Solo tenemos que usar la aplicación "Utilidad de Discos" que se encuentra en la carpeta Aplicaciones/Utilidades y crear con ella una imagen de disco protegida con contraseña.

El resultado será una carpeta encriptada bajo AES-128, un nivel de seguridad que a día de hoy aún no ha podido ser violado, por lo que se usa para proteger documentos secretos por los gobiernos. Pulsa aquí para tener más información al respecto .

Abrimos Utilidad de Discos y en la barra superior pulsamos el botón "Nueva Imagen".
Aquí nos sale un menú, donde podremos dar nombre a la Imagen, elegir el lugar de ubicación de la misma y podremos modificar tres parámetros mas:

– Tamaño: el tamaño que tendrá la imagen.
– Encriptación: Esto es lo más importante: ponemos AES-128
– Formato: Imagen de disco de Lectura/Escritura.

Ponemos el nombre que queramos y pulsamos "Crear".

Nos saldrá una ventana donde podremos poner la contraseña queramos.

Si pulsamos el icono de la llave nos saldrá el asistente de contraseñas, que nos ayuda a elegir una, y nos indica el nivel de seguridad de la contraseña, este paso es completamente opcional, puedes poner la que quieras.

Vemos que también sale una pestaña que pone "Guardar contraseña (añadir a la llave)".
Si marcamos esta opción, la contraseña será recordada en nuestra sesión de usuario y cualquiera podrá acceder desde nuestra sesión de usuario al contenido del disco que queremos proteger.

De modo que para evitar accesos no deseados, no la marcarmos, así si alguien usa tu Mac mientras tu no estás no podrá abrirla sin saber la contraseña. Además, cada vez que abras el archivo, el Mac te dará la posibilidad de recordar la contraseña.

Ponemos la contraseña dos veces y pulsamos "OK".

Ya tenemos la imagen de disco creada. Es un archivo con extensión .dmg y el nombre que le hayamos asignado en el proceso de creación del mismo.

Podemos ver cómo nos aparece su icono en el escritorio (o donde hayamos elegido que sea creado) y en la barra lateral del Finder.

Pero la imagen está vacía.

Para agregar archivos simplemente montamos el disco (haciendo doble click en el archivo .dmg para que nos monte el disco) y arrastramos al disco virtual los archivos que queremos tener protegidos.

Una vez que hayamos copiado todo lo que queramos en el disco virtual, podemos desmontarlo tirándolo a la papelera.

 ATENCION: Hay que expulsar el disco virtual, pero no el archivo .dmg, que es el que almacena la información y los cambios que hagamos en el disco virtual.

Si ahora probamos a hacer doble click de nuevo en el .dmg vermos que nos pide la contraseña  para montar el disco en el escritorio. De modo que nadie, salvo nosotros, podrá acceder al contenido del mismo.

Espero que sirva de ayuda a los novatillos o switchers como yo, para que vean/veamos que este sistema operativo es poderosisimo y no necesitamos de aplicaciones externas para hacer tareas un tanto avanzadas.

Terran.

Comenta el artículo en los foros.