Uno de los rumores que llevamos (literalmente) décadas cubriendo en Macuarium es el de los contenidos audiovisuales por suscripción. Y es que antes del appleTV ya se hablaba de Apple TV. La diferencia es que ahora ya hay contenidos originales y el CEO de Apple admite haber firmado un acuerdo con la estrella de la TV estadounidense, Oprah. Los planes de la empresa para producir contenidos originales ya no son ningún secreto, pero sigue sin saberse cómo los van a usar: si como un servicio propio y de pago, o como parte de Apple Music (así distribuyeron sus primeros contenidos propios), o como servicio gratuito para propietarios de su hardware, como han hecho alguna vez.

Desde tiempo inmemorial, y también desde que AppleInsider lo recordara sacando a la luz uno de las últimas solicitudes de patentes de Apple, se sabe que el servicio que planea la empresa de la manzana quiere ser algo más que una app más en tu appleTV. Quiere ser el nexo de conexión y contratación de todos tus servicios, integrando acceso a todos los contenidos de todo lo que tengas contratado, junto con un componente social (qué están viendo tus amigos), Genius y Siri. Un entorno para unirlos a todos y atarlos al ecosistema de Apple.

También se sabe que Apple sigue trabajando en ofrecer acceso unificado a prensa por suscripción, algo en lo que otros han tenido más éxito hasta ahora debido a menores exigencias técnicas… y probablemente a que no cobran el 30%, como hace Apple.

Lo que no se sabía es que Apple parece estar explorando un servicio análogo al rumoreado Google Play Pass. Se trata de un servicio de «juegos por suscripción» que da acceso gratuito a una serie de juegos de pago a cambio de una cuota mensual. Algo que en el caso de Google tiene sentido ya que de otro modo esos desarrolladores no venden nada en su plataforma, pero en el caso de Apple podría cambiar la dinámica del App Store… y quién sabe si sólo en iOS y sólo para juegos. Si los ingresos de la suscripción se distribuyen por tiempo de juego (parecido a lo que se hace con los consumos de los quioscos digitales) la rentabilidad de los títulos puede cambiar radicalmente, y la rentabilidad de la promoción también.

Todos estos cambios parecen mucho para una empresa como Apple, pero hasta hace poco Apple Music era impensable: Apple sólo vendía la música, no la alquilaba. Veremos cómo pinta el futuro.

Cuéntanos qué te parece en los foros.