Apple ha confirmado que el procesador de seguridad T2 no sólo se ocupa de gestionar TouchID, de asegurar que el software está autorizado y de encriptar los datos. El nivel de protección contra hackeos de todo tipo que aporta es muy serio. Y también vigila las piezas que se cambian en tu Mac.

En concreto, el procesador verifica que se haya ejecutado un programa de verificación de hardware propietario de Apple que “certifica” que la pieza es segura. Un programa llamado AST 2 System Configuration Suite con el que cuentan los distribuidores y centros de soporte autorizados, pero no cualquier usuario que quiera cambiar una placa base, por ejemplo. Si el procesador no detecta que el hardware nuevo ha pasado la prueba, la reparación se considera “incompleta” y el Mac no arranca.

Algo que posiblemente no está de más después de que Bloomberg denunciara que se han detectado casos de placas madre fabricadas en China y manipuladas desde su origen para proporcionar acceso a sus datos a los militares chinos… ya instaladas en servidores de Amazon y dando servicio a empresas como Apple. Una historia disputada por todos los que menciona, pero que significativamente Bloomberg no ha retirado.

Sin embargo, hay quien aprecia la libertad de instalar el componente o mejora que le plazca, o simplemente reparar el Mac sin tener que pasar por los aros (y precios) que ponga Apple. 

Desde que se filtró la novedad en un documento interno de Apple páginas como iFixit han puesto el grito en el cielo. Finalmente, ayer The Verge publicó la confirmación de Apple de que el T2 bloquea el Mac si no puede verificar la seguridad de nuevos componentes clave como la placa madre o el TouchID (pero no dio la lista de “componentes clave”).

Hay que señalar que si un hacker está dispuesto a cambiar tu sensor TouchID o tu placa madre sin que lo sepas, es probable que se haya molestado en conseguir la AST 2 SCS (o piezas ya aprobadas de otro equipo). Algo que sin embargo no puedes hacer tú para cambiar el disco SSD del iMac, lo que te pone en manos del servicio de soporte autorizado por Apple incluso para esa reparación.

Apple dice que “la gran mayoría” de las reparaciones no necesitan pasar el test. Pero no ha hecho público el listado, por lo que la confusión que se está creando es notable. Y tiene su importancia, si recordamos que hace años Apple ya protagonizó varios juicios al hacer que los iPhones reparados con piezas no autorizadas se bloquearan (error 53), algo que tuvo que dejar de hacer y por lo que tuvo que indemnizar a los propietarios.

El nuevo MacBook Air está diseñado de modo que permite mucho más acceso a sus piezas que en modelos anteriores (de nuevo, el disco duro está pegado… pero se puede despegar) y lo mismo pasa en el Mac Mini, lo que indica más preocupación por facilitar las reparaciones y ampliaciones. La seguridad añadida por el T2 es una buena noticia. Pero la falta de claridad en las piezas afectadas y las intenciones de Apple sobre las reparaciones no lo son.

Puedes comentar el artículo en los foros.

Imagen: iFixit