itunes_cloudLo veníamos adelantando, pero por supuesto Apple ha hecho algo diferente. El anuncio ayer del nuevo servicio online de Apple es a la vez más ambicioso y menos potente de lo que esperábamos muchos… y diferente de lo que esperaba la industria. No es un servicio de música en la nube, es “la nube para el resto de nosotros”.

O como Jobs no se cansó de repetir, la nube en una forma que "simplemente funciona".

¿Qué es iCloud?

Como idea, es sencilla: se trata de poner “la nube” en el eje de todas las aplicaciones e información del usuario, en el sitio que tradicionalmente ocupa el ordenador. Ahora, tu iPhone, iPad, iPod, y Mac se conectan directamente con iCloud, y a través de ellos comparten lo que necesiten. Eso sí, todo a través de aplicaciones. A diferencia de Google, aquí se trata de poner un "backend" que no complique la vida al usuario.

En la práctica, significa que para sincronizar tus documentos, música, fotos, agenda, e incluso aplicaciones y sistema operativo… ya no tendrás que andar conectando todo al Mac, sino a la red. Eso sí, con algunas limitaciones. Para el usuario de Mac, los cambios son pocos. Para el usuario móvil, son muy serios.

Por ejemplo. Hasta ahora, para actualizar el sistema operativo de un iPhone tenías que conectarlo al Mac. Desde iOS 5, ya no. Igual que el Mac, ahora se actualizará directamente por internet.

Otro ejemplo. Ahora, el Mac sirve de “depósito” de todas las aplicaciones y toda la música. Con iCloud, lo que tengas comprado es una cosa, y lo que tengas en cada disco duro es otra… pero tienes derecho a descargar en todos ellos cualquiera de tus cosas. Ya sean apps, o música. Aunque esto tiene algo de truco.

Y un dato más: el servicio básico es gratis.

Pero veámoslo en detalle…

¿Qué pasa con MobileMe?

iCloud sustituye a MobileMe y a iWork.com, absorbiendo buena parte de sus prestaciones. Y es el núcleo de las funciones del nuevo iOS 5, que no se entiende sin ella. Pero hay cosas que no han sido anunciadas. ¿Qué pasa con Find my iPhone? ¿O con Gallery? ¿O con las webs que algunos insisten en publicar en MobileMe, por muy difícil que Apple lo ponga? ¿Los archivos que se compartían desde iDisk? ¿Cómo evoluciona iWork? El modo en que Apple resuelva esa papeleta será importante.

MobileMe ya no admite nuevas suscripciones y ha extendido el servicio gratuitamente hasta el 2012 (gracias, Nickeditor). Está aceptando devoluciones de las "cajas MobileMe" no activadas, de forma que parece que el servicio desaparece. Pero aún no se puede confirmar. 

Apps, libros, documentos y copia de seguridad

Apps. Como decíamos, ya no necesitas conectar al Mac y andar sincronizando las apps compradas desde cada aparato. Ahora, la lista de las aplicaciones que has comprado está en la App Store y siempre puedes volver a descargar aquello que has comprado (desde el punto que sea) sin pagar de nuevo. Si quieres, iCloud se encarga de que tus compras se distribuyan solas a los aparatos que quieras.

Esto ya se puede ver en la beta de iOS 5 para desarrolladores. Además de eliminar el papel de “nexo” del Mac, probablemente ayude a liberar éste de mucha carga inútil (como intuíamos ayer). Está en la misma línea de lo que se hizo con la Mac App Store, y tiene todo el sentido del mundo.

iBooks/iBookstore. Apple ha integrado las aplicaciones y los libros a través de iCloud. Ahora, aquello que hayamos comprado estará disponible para descargarse en todas partes (Mac y aparatos móviles) y además la aplicación lectora nos guarda la página, de modo que podamos pasar de un aparato a otro cómodamente.

Esto no es especialmente innovador, pero ayuda a iBooks a competir frente a sus rivales. Lo malo es que aquellos libros que cargues desde otras fuentes (p.ej. esos clásicos de Proyecto Guttemberg o esa ciencia ficción sin derechos de autor) no están cubiertos por la sincronización.

Documentos de iWork. Ahora pueden guardarse en iCloud, de modo que estén disponibles en cualquier aparato de forma sincronizada. Esto engancha con los cambios en Lion (guardado automático y gestión de versiones) y es más práctico de lo que parece.

Quedan detalles importantes, porque Apple no ha dicho nada de “compartir los documentos con terceros” durante la keynote o en su web, pero iWork.com lo permitía. Apple ofrece las APIs para que cualquier desarrollador pueda hacer que sus archivos se sincronicen igual, así que esto tiene implicaciones desde Merlin (gestión de proyectos) a Angry Birds (juegos casuales).

Copias de seguridad. Hasta ahora, cada vez que conectabas un aparato con iOS al Mac, lo primero que intentaba era sincronizarse para guardar en el Mac una copia de seguridad. Ahora, esa copia se hace periódicamente (y directamente) en iCloud, lo que además de ahorrar tiempo y espacio permite que puedas reconstruir tu aparato desde cualquier punto con cobertura Wi-Fi.

La copia de seguridad abarca desde las apps y sus configuraciones a las fotos que tengas en la cámara, pasando por tus mensajes MMS, tonos, música… no hay mención específica a los vídeos pero tiene poco sentido que estén excluídos. Y definitivamente no es Time Machine en la nube. Aún.

Correo, calendario, contactos

Mail. iCloud ofrece 5 GB de espacio para correo (compartido con algunos de los demás servicios), y permite acceder a él desde todos los entornos (como hasta ahora, el cliente de Mail para Mac puede descargar y guardar todo el correo en local). ¿Diferencias con el sistema actual? Que con MobileMe pagabas 99 euros al año, y ahora es gratis.

Calendario y Contactos. Funcionan igual que en MobileMe, permitiendo sincronizar y compartir la información desde cualquier aparato. De nuevo, la diferencia está en el precio.

iTunes e iTunes Match

iTunes. La aplicación de gestión musical adopta el mismo funcionamiento que la App Store y Mac App Store: ahora, todo lo que compres está disponible para todos los aparatos directamente desde la web, y además puede sincronizarse automáticamente. Es decir, si quieres, todo lo que vayas comprando desde un aparato se distribuye a los demás sin que tengas que hacer nada. Si no quieres, no.

iTunes Match. Como en los libros, la limitación de lo anterior son las canciones que has comprado por otros canales. iCloud no sincroniza nada más que lo que has comprado en las tiendas de Apple… salvo que compres (25 dólares al precio de ayer) el servicio iTunes Match. Entonces, Apple examina tu biblioteca de iTunes, identifica las canciones en su catálogo, y las marca como “compradas” en tu cuenta de iTunes Store. O lo que es lo mismo, a partir de ese punto puedes sincronizarlas también, sin tener que andar subiéndolas a la red y sin necesidad de conectar aparatos entre sí. Cuando Apple no reconoce una canción, entonces sí que la sube a iCloud, con los mismos efectos.

El servicio iTunes Match cubre, que se sepa, música. Se sabe que Apple quiere extender el servicio a otros contenidos digitales, pero ahí le está costando más convencer a los titulares de derechos. De modo que, de momento, puedes sincronizar tus vídeos… pero sólo subiéndolos, no con "Match". Y parece que sin streaming, lo que hace poco práctico usar este servicio para acceder a tus películas desde la red. De todos modos, dado que de momento el nuevo servicio sólo estará disponible en EEUU, hay tiempo para que mejore.

Sincronización de fotos

Photo Stream. Así se llama el servicio de sincronización que Apple ha incorporado en iCloud. Esencialmente, va cargando en la nube las fotos que el usuario hace o guarda en cualquiera de sus aparatos, de modo que se pueden compartir. Pero el modo en que lo hace tiene mucha historia. Para empezar, no guarda todas la fotos del usuario (sería suicida, teniendo en cuenta que iCloud es gratuito) sino las últimas 1000; las más antiguas se van borrando de iCloud. Está pensado para poder intercambiar archivos, no para almacenarlos: aunque el Mac se va quedando todas las fotos, si quieres guardar algo de PhotoStream en el iPhone, tienes que pasarlo a una carpeta.

En un Mac familiar normal, las fotos son una parte enorme del disco; la mayor parte de esas fotos no son cosas que queramos llevar puestas en el teléfono (¿fotos de hace seis años?). Y el uso del iPhone como cámara se ha disparado con la calidad de la misma. Tiene sentido buscar el modo de tener acceso a lo último sin inundar los aparatos. Pero a menos que se mejore el modo de gestión de las imágenes entre iPhoto y Photos (p.ej. seleccionado qué carpetas queremos sincronizar y cuales no), la ventaja es relativa. De eso no se ha hablado aún.

 

Puedes ver las impresiones de otros usuarios en los foros.