A continuación, reproducimos la nota de prensa de un disco notable… y no sólo porque en sus agradecimientos se mencione a mucha gente de esta comunidad:

Prepárate para realizar un viaje musical a través de la India y vivir una extraordinaria aventura sensorial de la mano de Chema Vílchez y su nuevo disco "La Música de El Faquir".

Basados en la novela más conocida del escritor y orientalista Ramiro Calle, encontramos 14 temas rebosantes de bellísimas melodías, paisajes sonoros y ritmos ancestrales inmersos en un contexto multicultural: World Music, Jazz, Rock y Blues se dan la mano con el color, el sabor y la sonoridad de la cultura india.

Estamos ante una música que nos invita no sólo a escuchar, sino también a bailar, contemplar, vibrar, dejarse llevar y recorrer los lugares más inaccesibles de nuestra propia alma.

El disco comienza con una breve introducción "Delhi", que ya nos sitúa en la vorágine y desconcierto propio de las ciudades indias, para pasar inmediatamente a "Tren hacia Simla", un tema alegre y contagioso donde empieza nuestro fascinante viaje. Siguen temas con un claro influjo oriental como "La Acción Diestra", "Camino a Nasik", "Aham Brahmasmi" o "El Espíritu del Gánges", donde los sonidos del sitar y la tabla se entremezclan con deliciosos y sugerentes solos de guitarra y piano.

Encontramos también dos baladas extremadamente bellas, "Cuando Te
Recuerdo" y "Mansala", capaces de transportarnos a paraísos de quietud y sosiego, enlazándose de manera sutil con temas como "Tantra, la Sexualidad Sagrada", que además de contener pasajes realmente seductores, constituye un autentico afrodisíaco musical.

Por otro lado, composiciones como "El Hombre Feliz" y "La Cuerda
Floja", aunque dentro del mestizaje propio del disco, rinden su tributo al jazz contemporáneo. Finalmente los temas "La Consciencia Despierta" y "Samadhi" nos transportarán directamente a otra dimensión de paz, armonía y belleza.

Chema Vilchez, músico y maestro de yoga, ya había sorprendido con sus trabajos anteriores, "El Sueño del Navegante", "La Naturaleza Sagrada de la Vida" o "Las Siete Revelaciones del Silencio" entre otros, en los que participaban algunos de los mejores músicos de la escena internacional, y que fueron acogidos de manera entusiasta, tanto por la crítica especializada como por el público en general y los medios. Y en esta ocasión, Chema Vílchez vuelve a sorprendernos, consiguiendo integrar genialmente sus inquietudes espirituales, su conocimiento del mundo del Yoga y las tradiciones orientales con su faceta de músico, guitarrista y compositor.

El resultado, como en sus anteriores obras, cautiva, no sólo por su calidad interpretativa y compositiva, sino por la amalgama de sonidos, voces, ambientes, creados a lo largo de todo el disco, y el gran poder evocador que palpita en cada tema.

Estamos, sin lugar a duda, ante un trabajo excepcional que disfrutarán todos los amantes de la buena música y que, por otra parte, agradecerán todos aquellos que padecen la ansiedad y el estrés tan propios de la sociedad actual, si dejan que la música de Vílchez les transporte a una nueva dimensión.