Aunque cierta marca china haya anunciado ya «el primer teléfono móvil con conexión 5G», lo cierto es que el primer aparato que incorpore de verdad esta tecnología aún no ha llegado al mercado y no se espera que lo haga hasta 2019.

No será un producto de Apple. La empresa de Cupertino está metida en un serio conflicto legal con Qualcomm, su proveedor habitual de chips módem y la líder del mercado, por lo que ha dejado de trabajar con ella radicalmente. Su proveedor actual es Intel, que va bastante por detrás de Qualcomm. La situación se parece dolorosamente a los tiempos en que los procesadores PowerPC no acababan de aparecer cuando estaba previsto.

De hecho, Apple ya tiene un acuerdo con un proveedor alternativo por si Intel no consigue cumplir lo acordado en el plazo de año y medio.

El conflicto con Qualcomm empezó en 2017 cuando Apple la demandó por abuso en sus prácticas de licencias de propiedad intelectual: por un lado le vendía chips con su tecnología, y por otro quería cobrar por la licencia de uso de la tecnología incorporada en los chips. Siguen en los tribunales.

De acuerdo con la historia (sin confirmar) de Fast Company, veremos iPhones con tecnología 5G, y chip Intel 8061, en 2020… si el proveedor consigue resolver los problemas de disipación de calor. Mientras, varios aparatos con chips Qualcomm y Android estarán en el mercado probablemente en Febrero 2019.

El salto a 5G tiene su importancia: estas conexiones permiten transmisión de datos entre 10 y 100 veces más rápidas que las tecnologías actuales. Siempre que las redes de las empresas de telecomunicaciones las soporten, claro. De momento lo hacen pocos: el estándar se definió finalmente este año.

Puedes comentar los rumores en los foros.

Imagen cortesía de Intel.