Es con harto honor y satisfacción que podemos decir que la Comunidad de Macuarium ha terminado hoy sus pruebas con fuego y tráfico reales, y ha sobrevivido a ellas. Prácticamente todos los usuarios participantes han tenido la misma suerte, a pesar del trabajo dedicado a la caza del gazapo (tiene su peligro) y las sorpresas con la incorporación de nuevas funcionalidades cada día.

Los cambios seguirán, porque le hemos tomado gusto y porque las pruebas han generado sugerencias, pero ya es oficial. Ya se puede entrar sin casco. Macuarium está de vuelta.