Está corriendo por las redes como la pólvora. Una de las novedades de iOS 12 es el «modo trackpad», o la posibilidad de controlar el cursor no directamente (intentando colocarlo a base de dedazos) sino presionando la barra espaciadora y «arrastrando». Es una prestación cuyos antecesores ya están presentes en los iPhones con control de presión, pero que ahora ya está disponible en todos los que puedan ejecutar iOS 12.

El tuit que ha levantado la liebre ha sido éste:

Para los que no han intentado editar un texto de más de seis palabras en iOS puede parecer un cambio menor, pero para los que nos dejamos los dedos sobre la pantalla… no lo es.

Puedes comentar el truco en los foros.

Imagen: @krissys_kitchen