El día 29 va a traer más cosas que Tiger al viejo continente. Alguna de ellas, particularmente importante para el largo plazo.

 

Sorpresa, sorpresa. Apple ha anunciado la inauguración de su segundo Apple Store británico (en la ciudad de Birmingham) para el día 29 de Abril, coincidiendo con el estreno de Tiger.

Para personas ajenas a la geografía británica, Birmingham no es precisamente Londres. Tampoco es un lugar con gran atractivo turístico o empresarial. Es una ciudad activa, bien comunicada, y punto.

O para decirlo de otra manera, la única razón por la que un Apple Store se puede poner en Birmingham es para dar servicio a la gente de Birmingham. Esto no es un Apple Store "de marca" como el de Londres, es uno de verdad, orientado a hacer negocio.

Eventos, eventos

En la mejor tradición de las aperturas de Apple, ésta tendrá fiesta asociada. Y no sólo por el estreno de Tiger.

La tienda, que se encuentra en el centro comercial Ringbull (muy vistoso), en el nivel tres, espera premiar la espera de los primeros usuarios con un sorteo de una "Digital Lifestyle Collection" incluyendo un iMac de 20 pulgadas con un montón de periféricos por un valor aproximado de 3.000 euros. La hora de apertura anunciada son las 6 de la tarde hora local.

Además se repartirán tarjetas rascables ("rasca y gana") con portátiles, iPods y otros premios. Y los primeros 1.500 tendrán camiseta especial de la ocasión.

La cara de pasado mañana

Hace unos días se supo que ya van dos distribuidores tradicionales de productos Mac que cierran sus puertas afirmando que Apple no tiene intención de cuidar a los distribuidores al consumo. Se ve que no leen Macuarium o no se sorprenderían por ello ;-), sólo llevamos dos años anunciándolo.

La cuestión es que Apple está siguiendo en Europa el mismo modelo que en EEUU. Los aparatos de gama de consumo se distribuyen mediante acuerdos con las grandes superficies (Boulanger, FNAC, Corte Inglés, PC City). Los periféricos y el software se venden desde la tienda online. Los clientes empresariales con necesidades complejas cuentan con una red de distribuidores especialistas, formados y con márgenes medio razonables. Y las tiendas físicas de Apple van completando la oferta para asegurar la presencia de la oferta completa en varios puntos estratégicos de cada mercado.

Hace cosa de un año, Apple España seguía negando que ése fuera el plan en nuestro país. Por aquellos tiempos, se afirmaba que los Apple Stores de Japón y Londres eran poco menos que "promocionales", lugares únicos para fomentar la marca y servir de lugar de peregrinación a los mackeros de muchos miles de kilómetros a la redonda.

Hoy, la progresiva desaparición por asfixia de distribuidores especializados en consumo, junto con el enorme papel (y stocks) de la Apple Store online, permite poner en duda esas declaraciones. Y la apertura de Birmingham demuestra que Apple quiere vender en Europa igual que en EEUU.

Y si no, al tiempo.