Hace unas pocas semanas falleció Miguel Angel Anocíbar, el gerente del conocido distribuidor web. Desde entonces cada vez se sabe menos de la empresa.

Tras la muerte de Miguel Angel, Hipermac publicó no sólo el paso de la gestión a su hermana Cristina, sino también un mensaje de pesar y continuidad en la página web. Cristina, sin ser socia de la empresa (era una sociedad unipersonal propiedad de su hermano) llavaba varios meses trabajando con su hermano.

Durante los primeros días la empresa estuvo accesible por teléfono y físicamente, aunque los pedidos dejaron de servirse en tanto se aclaraba la situación. Pero casi inmediatamente, se cerró el flujo. Los intentos de contacto por tierra, mar y aire (o por teléfono, web o físicamente) daban el mismo resultado: nadie coge el teléfono, la página home de la web ha sido borrada, y las oficinas y almacén están cerradas a cal y canto. De hecho ni siquiera se ha podido localizar a Cristina Anocíbar en su teléfono móvil o en su domicilio. Y así siguen las cosas hasta el momento en que escribo estas líneas.

Lógicamente, los clientes con pedidos pagados y no servidos han empezado a inquietarse. Algunos han estado intentando localizar a los empleados de Hipermac, otros han investigado los movimientos bancarios de la empresa en las últimas semanas y su situación financiera y hallado cosas poco comprensibles. Ni su mayorista habitual (hasta Abril) ni Apple España (de la que ya no era distribuidor) han podido dar razón de ellos ni un contacto que funcione. El resultado es que la preocupación sigue en aumento.

Como se puede ver en este tema de los foros, la preocupación está desembocando en algo más, y varios clientes con pedidos por servir están iniciando acciones legales.

¿Qué está pasando?

Hipermac es uno de los principales puntales de la distribución Mac al mercado de consumo en España, aunque ya no vendan Macs. Es uno de los pocos medios por los que muchos usuarios pueden acceder a un catálogo razonable de productos. En estos años se ha ganado una confianza justificada, y ha creado una marca respetada.

La falta de información respecto a su situación y continuidad, así como la interrupción de servicio, están dañando seriamente esa confianza. Desde aquí invitamos a sus responsables y empleados a ponerse en contacto con nosotros (directamente en miguel @ macuarium.com, por ejemplo) cuanto antes para que podamos explicar los hechos y acabar con la incertidumbre antes de que cause verdaderos problemas.

Mientras tanto, seguiremos investigando.