¿A quien no le gusta de vez en cuando emular durante una rato a los ases de la velocidad? Apurar al máximo en las curvas, realizar adelantamientos imposibles o rebajar décima a décima los tiempos de cada vuelta.

En el mundo del videojuego, la simulación automovilística es uno de los géneros mas apreciados. Por desgracia, para nuestro Sistema Operativo favorito hay pocas alternativas "conducibles". Para intentar paliar esta falta de material, Ambrosia Software ha puesto en circulación su particular visión de como ha de ser un juego de coches presentándonos Redline .

red01         
 
Un vídeo juego de simulación automovilística en 3D y con la capacidad de jugar entre varios jugadores a través de Internet. Enfundaros el mono, poneros el casco, enganchemos el cinturón y a competir.

Nos vemos en Boxes
Arrancar el juego y ponernos al mando de un coche es verdaderamente muy rápido. Si juegas por primera vez, veras que solo puedes acceder a un modesto Mini Copper pero, a medida que resuelvas los retos o challenges, iras liberando vehículos con mas prestaciones como un Porsche 959, Lamborgini Diablo, un Chrysler Vipper, etc. Los retos consisten en superar una serie de pruebas en el menor tiempo posible, ya sea apurando la frenada después de una aceleración, circular entre conos o realizar una vuelta entera a un circuito. Cada prueba se realiza con un vehículo diferente y si pasáis la prueba satisfactoriamente, liberareis el coche empleado para hacerla. Por cierto, si completáis según que pruebas en el mejor tiempo posible, podréis liberar vehículos escondidos como un Vipper Tiwn Turbo o un Pickup oxidado.
 

red06  

Una vez tengas el máximo numero de vehículos posibles, puedes intentar batir el récord de una pista concreta. Para eso tienes el modo de juego Time Trial. Aquí eliges uno de los tres modos de conducción, simulación, para los verdaderos pros del juego, donde cualquier reacción brusca al volante se transforma en un trompo en la pista; el modo arcade, donde el nivel de dificultad de conducción baja y las reacciones del coche no son tan bruscas y prima mas la diversión, y por ultimo el modo turbo, que viene a ser como el modo arcade pero mucho mas rápido (¡usad el frenooo!).

Después de adquirir la suficiente experiencia solo queda que os deis a conocer a un nivel más internacional batiendo el récord de algún circuito y para ello disponéis de seis, cada uno con unas características concretas, como el rapido asfalto de un circuito, o la resvaladiza carretera nevada. Solo tenéis que saltar a la pista seleccionada en el Modo Time Trial y de esta manera os pondréis a dar vueltas intentando superar vuestro récord vuelta a vuelta. Si sois bastante buenos y disponéis de conexión a Internet, podréis ver reflejado vuestro nick entre los mejores pilotos en la tabla de honor (Hall of fame) que pone a vuestra disposición Ambrosia en su sitio web.


¡Gas a tope!

Hasta ahora hemos hablado de sus posibilidades jugando solo, ya sea resolviendo retos o intentado batir los récords de pista, pero donde realmente triunfa este juego es en las partidas de varios jugadores a través de Internet. Si dispones de una conexión rápida puedes participar en una partida ya creada o alojar la tuya propia, previa configuración del router. Elegir la opción Multiplayer del menú del juego y entrareis en el tracker o buscador de partidas del juego. 

red05red02

Una vez dentro, os encontrareis en una sala de chat y las partidas que hay disponibles para jugar. Selecciona una, entra, elije vehiculo si se puede, ya que el administrador de la partida puede bloquear la elección de coche para igualar la competitividad, y no dejes que te adelanten ¡Gaaas!.

Bajo el capo
Para jugar a Redline, necesitaras un PPC o Intel, ya que es Binario Universal, almenos 16 MB de VRam aunque se recomiendan 32 MB para disfrutar de una mejor calidad grafica. Apartado un poco justo pero que no deja de estar bien resuelto para el tipo de juego que es y las características que tiene. Gráficamente hablando, no estamos hablando de un Gran Turismo ni un Project Gotham. Los vehículos originales que trae el juego no son nada del otro mundo y los detalles no abundan, por lo tanto las formas de algunos coches dejan bastante que desear, como por ejemplo la del Mustang, aunque se puede pensar que eso deriva menos trabajo para la CPU y por lo tanto un mejor movimiento en equipos justos de requerimientos. También se puede apreciar que por mas trompazos que se le den al coche, su carrocería no se inmutara perdiendo el punto de un mayor realismo pero una vez más, esto ayuda a que los equipos mas modestos no sufran perdida de frames. Por contra tiene detalles como la lluvia o la tierra que salpica tu “parabrisas” o las condiciones de luz como el atardecer con un sol bajo que puede cegarte, o un noche cerrada.

red07

Un apartado que me gustaría resaltar es la física conseguida en el comportamiento de los coches, cosa que hace que muchos juegos de coches se conviertan en meros recuerdos ya que son totalmente inmanejables. Conducir en modo simulación requiere habilidad ya que hay que controlar vehículos realmente potentes, con con tracción trasera o a las cuatro ruedas y la inercia actúa a la mínima si no se utilizan los frenos al entrar en las curvas. Los otros dos modos, arcade y turbo, prima mas la velocidad y diversión permitiéndote  derrapadas controladas eternas. ¡A drifear se ha dicho!

También tiene otros detalles de valor añadido como la posibilidad de ponerlo en modo ventana de una manera rápida y cómoda  mediante un atajo de teclado, o la integración con iTunes a modo de radio de coche, que podemos controlar de una manera muy sencilla, sin que moleste a la conducción. ¡Nada como oír tu música favorita mientras conduces!.

red04

 

Aquí no acaba todo, Ambrosia también tiene un as en la manga y es que ha permitido que se le puedan añadir características nuevas en forma de plugins. Gracias a esta posibilidad, la comunidad de jugadores de Redline, ha hecho que gane muchos adeptos. El trabajo de algunos usuarios es realmente bueno y piezas como el Ferrari Testarossa, Lamborgini Countach o un rapidísimo y casi inmanejable F1 son dignos de alabar y no solo hay que hablar de vehiculos, ya que también podemos encontrar circuitos bastante buenos para añadir a los escasos que trae de serie.

En resumen, no esperéis encontrar una bomba gráfica. Lo que tenéis asegurada es la diversión con su modo Online y su posibilidad da añadir nuevos vehículos y circuitos con su sistema de plugins. Considero que Ambrosia ha conseguido llegar a mas jugadores siguiendo su linea habitual de crear juegos modestos pero bien resueltos, gráficamente correctos, con una gran jugabilidad y que abre las puertas a mejoras en posibles versiones, con nuevos modos de juegos e incluso la posibilidad de poder crear servidores dedicados del juego.

Descarga la demo de aquí
Comenta este artículo en los foros