timcookjimcramerLas declaraciones de los responsables de Apple en las presentaciones de producto son una cosa. Las que hacen en las presentaciones de resultados son más espontáneas. Y las que hacen cuando llaman a un programa de televisión pueden dar más juego aún.

Hace unas horas, Tim Cook participó mediante una llamada en el aniversario de un programa financiero de la TV estadounidense, Mad Money. Aunque, tratándose de Cook y de Apple, habría sido raro que dijera nada sorprendente, tanto lo que dijo como lo que obvió tuvieron su interés. Sobre todo puesto en contexto.

Cuando le preguntaron por "las próximas fronteras", no habló de poner contenidos en el salón (ni de lo que está haciendo con Apple TV) sino de la salud en primer lugar, seguida por el coche y el hogar. Sobre la salud, dijo que dar los medios para que la gente monitorice su propia salud y forma física responde a un mercado que probablemente no se ha valorado lo suficiente. Esperemos que tenga razón, porque hasta la fecha los aparatos de monitorización en el mercado (decenas de modelos) no están arrasando salvo entre colectivos muy concretos. Habló de ResearchKit, y de que una de las apps que lo usan había tenido más de 11.000 registros (de gente interesada en participar en su estudio) en el primer par de días.

El presentador preguntó si cree que llegaremos a ver aparatos usando HealthKit capaces de monitorizar la diabetes, la presión sanguínea, y hasta detectar cáncer. Cook dijo que sin duda, sí.

En cuanto al coche y el hogar, Apple está ya intentando acceder a ellos: ha publicado kits para ambos, CarKit y HomeKit. El primero está consiguiendo una cierta tracción por fin, y hay muchos fabricantes que lo están integrando en sus próximos productos. Una de las especulaciones que se hacen en torno al "coche Apple" (un vehículo experimental dotado de un complejo equipo de cámaras que se viene viendo rodar por California) es que tenga que ver con la evolución de éste.

HomeKit, en cambio, tiene menos tirón. La competencia viene intentando convertir la domótica en algo comercialmente viable desde hace años, y Nest (ahora parte de Google) ha conseguido que un termostato resulte interesante…pero no hay nada muy relevante que use HomeKit.

Le preguntaron sobre la competencia, y dijo que la empresa "vive tensa", "vivimos paranoicos (…) y por eso si no estamos compitiendo con alguien, estamos compitiendo con lo que nosotros mismos vendemos". 

Finalmente, y como viene siendo habitual, se preocupó de resaltar que el ADN de Jobs vive en la compañía, algo que a los inversores les encanta oir.

Lo que no dijo

Cook no dijo absolutamente nada concreto. Pero tampoco dijo nada sobre el debatido cambio de enfoque que supone el nuevo Macbook, que tiene a la prensa y los usuarios alterados. No dijo nada sobre los acuerdos que está firmando con empresas de contenidos para ampliar aún más Apple TV. No dijo nada sobre lo que van a ofrecer a través de su nueva filial de música, Beats. Por supuesto no dijo nada sobre el "coche Apple".

Lo único que se puede sacar en claro es que Apple realmente tiene un foco a largo plazo que cada vez se aleja más de la pura informática de escritorio, y se orienta hacia aparatos conectados, sensores y controles integrados en el hogar, el coche y los accesorios personales. Una visión de ubicuidad de la información y conexión permanente que se alinea con tendencias globales como la "internet de las cosas", y con el "quantified self" que tan de moda está en California. Es, en resumen, una visión con probabilidades de éxito si alguien es capaz de hilarlo todo en un sistema coherente y usable.

Lo que es mucho decir para no haber dicho nada.