fink_rover_web Primero fue Google, luego el taxi controlado por iPad, donde el pasajero selecciona el destino sobre la pantalla. Ahora, la universidad de Arizona y MacTech van a dar una exhibición de "exploradores planetarios" y lanchas controladas por aparatos iOS.

Nadie va a negar a MacTech, la revista Mac estadounides con un ángulo más técnico, el esfuerzo por promover su evento anual . Esta vez han organizado la promoción en torno a un buen ejemplo de una tendencia muy interesante: vehículos conducidos mediante ordendador y controlados con otro… concretamente, por uno de la familia que usa iOS.

La familia de aparatos que trae el equipo de la universidad de Arizona ya es ligeramente conocida, habiendo aparecido hace poco en un artículo de la revista Science, entre otros proyectos relacionados. Cada uno está controlado usando Mac Minis, a los que se monitoriza y dirige a través de la red con aparatos iOS (un iPod Touch en concreto). Esto permite salvar las limitaciones del control puramente automático, que siguen siendo muy grandes.

El proyecto que mostrará MacTech depende del equipo liderado por el profesor Wolfgang Fink, un científico de amplio espectro: profesor asociado de ingenierías eléctrica e informática, titular de la Cátedra Edward y Maria Keonjian de la facultad de Ingeniería, director del Laboratorio de Sistemas de Exploración Visuales y Autónomos… y además miembro de la facultad de oftalmología y ciencias de la visión. Todo ello en la universidad de Arizona, a la que se incorporó hace poco desde CalTech (Instituto Tecnológico de California, otra universidad de más prestigio).

Casi más interesante, aunque no relacionado con el Mac, es el sistema de sensores de las tanquetas exploradoras, basado en "retinas artificiales" de las que ya se están implantando. Curiosamente, el proyecto de los vehículos nació para probarlas.

Lo que no mostrarán en MacTech es el concepto completo de "exploración por capas" en el que trabaja el Instituto, y que ilustra la imagen siguiente: un vehículo tripulado en órbita controlando una flota de dirigibles que a su vez monitoriza y mantiene comunicados a decenas de vehículos de exploración. La imagen que sigue es del Instituto e ilustra el concepto en una imaginada exploración de Titán, la luna de Júpiter, completo con sus lagos de amoníaco.

fink_titanscene_web

Con dirigibles o sin ellos, las explicaciones de Fink y su colega Mark Tarbell  en el último día de la conferencia seguramente serán interesantes. Si vas a estar en MacTech, no te olvides de contárnoslo.

Aplicaciones prácticas

Hay decenas de proyectos intentando construir vehículos esencialmente autónomos. Los retos no son sólo el sistema de control, o la inteligencia artificial, o el equipo sensor. Como se demuestra cada año, combinar las tres cosas en un vehículo viable es problemático.

autonotaxi

Su aplicación práctica puede ser tan lejana como la que propone el equipo de Arizona, o tan inmediata como la del equipo alemán de Autonomos Labs con su taxi con interfaz iPad. Lo más probable es que acaben resultando en mejoras incrementales sobre lo que conocemos… pero así es como acaban cambiando las cosas.

Y lo de llamar al taxi por iPad no suena nada mal.

Puedes comentar el artículo en los foros.