juepodEl (generalmente) inesperado éxito del iPhone como plataforma de juegos parece tener cimientos más serios de los que pensábamos, y una estrategia meditada detrás. Apple está construyendo algo, y no sabemos qué…

Me explico: sabíamos que el procesador del iPhone tenía capacidades, y hemos visto el modo en que el aparatito se he infiltrado en el mercado de miniconsolas (incluso hemos visto que Apple ahora anuncia el iPod Touch centrándose en los juegos)… pero no habíamos relacionado los fichajes de Apple en el terreno de los procesadores especializados con todas esas cosas.

Ahora, un artículo de Forbes levanta la liebre bastante bien. Parece que Apple no sólo lleva tiempo persiguiendo ese objetivo conscientemente, sino que ahora lo está haciendo mucho más en serio. La semana pasada se hizo con el responsable de "visión y estrategia" del negocio de Xbox de Microsoft, Richard Taversham… y poco antes, con Bob Drevin, el diseñador del procesador gráfico de la Nintendo Gamecube (que ahora trabajaba como responsable tecnológico de la unidad de procesadores gráficos de AMD).

Y no hace tanto (cosa de un mes) contrató a Mark Papermaster, otro notable de los procesadores proveniente de IBM, para llevar la unidad de iPods. IBM le echa de menos tanto que puso un pleito a Apple, algo ya superado.

En Diciembre, licenció la tecnología PowerVR de ImagInation (lo que le costó comprar casi el 4% de la empresa). El año pasado se había hecho con PA Semi, lo que levantó rumores de todo tipo … hasta que Jobs admitió que les iba a poner a diseñar chips para iPhone e iPod.

Pero éso es sólo lo último. De hecho, Apple lleva invirtiendo en chips y diseño de chips desde hace muchos, muchos años. Fue uno de los socios de referencia de ARM (los que crearon el procesador que usaba el Newton). Ha comprado varias empresas más. Y una de las primeras pistas de que algo se estaba moviendo en el terreno de los "palmtops" nos llegó en el 2001 cuando empezaron a buscar especialistas en procesadores de nuevo.

¿Cuestión de velocidad o de tamaño?

Suponiendo que Apple diga la verdad y toda esa potencia de fuego en diseño de procesadores sea sólo para sus aparatos móviles (algo probable porque hasta ahora las compras que venía haciendo nunca dieron resultados directos visibles en los Macs), las papeletas están claras: el próximo procesador que usen iPods e iPhones será un ARM muy personalizado, con capacidades (probablemente multimedia) y rendimiento fuera de lo que se puede comprar por kilos en el mercado… o al menos lo suficiente para diferenciarlos de la competencia.

Aparte de lo evidente, Forbes especula con que Apple esté planeando aparatos con un aspecto diferente al iPhone, y un tamaño más grande. Y la base para la especulación es seria: desde el principio, Apple ha insistido a los desarrolladores del iPhone para que sus programas sean capaces de adaptarse a diferentes tamaños y resoluciones de pantalla.

¿Quién sabe? ¿Veremos un "comunicador" Apple con un formato más parecido al Kindle? ¿Veremos simplemente iPhones (e iPods) mucho más potentes? De momento, parece bueno recordar que hasta la llegada de la Wii, el principal factor de éxito de una consola de juego era la potencia de proceso ;-).

 

Puedes comentar el artículo en los foros .