psystar_logoAprovechando que está el patio tranquilo, por un lado Apple empieza a demandar a sus clónicos más evidentes… y por otro, éstos siguen creciendo como setas.

El fenómeno "hackintosh" se va extendiendo discretamente. Instalar Mac OS X en un ordenador genérico, normalmente más potente o más barato, supone incumplir el EULA (Acuerdo de Licencia de Usuario Final) con el que se vende el sistema operativo. Pero la legalidad de dicho EULA siempre ha estado ligeramente en entredicho, y en cualquier caso los usuarios tienen demasiadas ganas de experimentar.

Por éso, casi desde que existe Mac OS X para Intel, existen versiones más o menos hackeadas para instalarlo sobre cajas PC. Y cada vez han ido afinándose más, de forma que los problemas iniciales con controladores y actualizaciones se van reduciendo.

En los últimos tiempos, para más inri, han aparecido empresas que venden esos ordenadores con el sistema operativo ya incluído. La más notoria de ellas, Psystar, ha estado vendiendo tranquilamente ordenadores con una versión ya hackeada de Mac OS X. Apple les ha dejado hacer hasta mediados de mes, cuando empezó el contraataque.

Dejando aparte el EULA…

Apple presentó la demanda con una sorpresa: en lugar de atacar a Psystar por incumplimiento de licencia, les ha atacado por infringir su propiedad intelectual modificando el Mac OS X… y por vender productos tan malos que perjudican la imagen de Apple, al poder concluirse que tienen alguna relación con los de la empresa de la manzana.

Dicho de otro modo, la demanda es esencialmente por hacer algo tan cutre que mancha a los Macs por asociación (y por modificar el OS X sin autorización, además). Apple no sólo quiere que Psystar deje de vender o le indemnice, quiere que retire todos los Open Computer del mercado… incluyendo aquellos ya vendidos.

Hay más formas de pelar un hackintosh…

A Psystar se les puede dar por (empresarialmente) muertos, y si consiguen quedarse con algo de lo que ganaron habrán tenido suerte. Pero ése no va a ser el final de la historia.

Como nos cuentan en los foros, cada vez hay más empresas que ofrecen abiertamente equipos con componentes y controladores compatibles con la versión actual de Mac OS X, y perfectamente susceptibles de un trasplante de sistema operativo (en caso de que el usuario no tenga claro el procedimiento, algunos vienen con manual de instrucciones). Algo que a priori no es ilegal y puede resultar en el mismo tipo de equipos, con el mismo tipo de problemas (legales y prácticos) que un Psystar… pero con el usuario final realizando la parte discutible, igual que en un sistema P2P de toda la vida.

Dejando jugar

En Macuarium, siguiendo la política tradicional de la casa, informamos e informaremos sobre este aparente punto ciego de la estrategia de Apple ("aparente" porque no se lo cree ni el gato) pero seguiremos sin dar soporte formal a los hackintosh. Porque sigue habiendo dudas sobre su legalidad.

La actitud de Apple hacia estas cosas es curiosa. Parece que las tolera en tanto no se acerquen demasiado a la venta con sistema operativo preinstalado a escala industrial; una política que le está permitiendo probar las aguas y ver de cerca qué tipo de problemas genera realmente Mac OS X sobre componentes genéricos, y dónde está el interés real (qué hace que un usuario de Mac busque un hackintosh, qué tipo de usuarios de otros sistemas se interesa por el Mac OS X sobre otro hardware). Y quién sabe si esperando a ver si el hackintosh se difunde hasta el punto de ser la versión Mac de un Windows pirateado.

 

Puedes comentar el artículo en los foros.