tapticalwatchApple lleva años experimentando con interfaces hápticos, casi tantos como llevamos en Macuarium esperando a que los pongan en algún producto (desde el 2007 para ser exactos) . Así que, ahora que por fin van a estar en Macbooks y Watches, sepamos cómo funcionan.

Aunque hay que decir que Apple lleva incluyendo alguna forma de hápticos en los iPhones desde el principio, esto es algo que va mucho más allá.

El nuevo trackpad

El trackpad que incorpora el nuevo Macbook, y que ha sido exportado a la nueva versión del Macbook Pro, parece igual al tradicional pero es muy diferente. Para empezar, aunque suena y se siente como si al presionarlo hiciera click, de hecho no lo hace. No se mueve.

taptical

El trackpad incorpora lo que han llamado "Taptic engine" (de "tap" y "haptic"), que es capaz de transmitir vibraciones a la superficie del trackpad de modo que el dedo perciba sensaciones diferentes. Como se explica en el link superior (no os lo perdáis) estos sistemas hápticos pueden reproducir sensaciones asociadas a movimiento y forma en una superficie plana. Aunque lógicamente con limitaciones, y la versión que incluyen los Macbook es de las más básicas.

Esto se consigue mediante unos electroimanes (cuatro) que actúan sobre unas placas bajo el cristal capacitivo para generar diferentes tipos de vibración, incluyendo una para cada click y otra para cada "force click" (ver más abajo). Otro nombre para ésto es "actuadores resonantes lineales" o LRAs.

En iFixIt han desmotado un MacBook Pro para ver en detalle qué lleva y cómo funciona.

Los sensores

La otra pata del nuevo trackpad son los sensores ("force sensors"). A diferencia del sistema antiguo, que reaccionaba mecánicamente a la presión en diferentes zonas así como al contacto, los nuevos sensores son capaces además de diferenciar presiones diferentes. Una presión suave se interpreta como un click (y el ordenador genera el ruido apropiado) mientras que una presión sostenida o mayor (que se percibe como apretar más hondo en el trackpad) genera una respuesta diferente.

Estos sensores además funcionan por todo el trackpad, por lo que ya se puede "hacer click" incluso en la parte superior del mismo.

Los usos

Este nuevo trackpad es, por tanto, capaz de reaccionar a diferentes tipos de presión, y asignarlos a diferentes instrucciones. No sólo control-click, sino funciones concretas en programas concretos.

Esto, a priori, parece tan difícil de asimilar como hace unos años los "gestos" de uno a tres dedos en diferentes direcciones del trackpad, pero al menos (como en el caso anterior) es configurable.

Y por lo que viene diciendo la prensa estadounidense que lo ha usado, funciona perfectamente, pudiéndose diferenciar muy bien al menos entre el click normal y el "profundo".

En la práctica y sin llegar a experimentos, al hacer click sobre una carpeta, la seleccionaremos. Y al seguir apretando, se abrirá. Pero también vale para controlar la aceleración de un fast-forward del vídeo que estamos viendo. Apple acaba de introducir un interfaz muchísimo más gradual en sus ordenadores… en la medida en que el software sea capaz de sacarle partido.

Además de los Macbooks, el Force Touch va a estar en el Watch, lo que dará una buena razón para manchar la esfera y también un nivel de control más que un simple click.

En resumen, el futuro que esperábamos en 2007 ha empezado a asomar la patita.

 

¿Hasta dónde crees que puede llegar? Coméntalo en los foros.