El principal distribuidor de Linux para Mac (de hecho el único que lo vende preinstalado), Terra Soft, es probablemente una de las partes más afectadas por el cambio a Intel.

Más que nada porque Yellow Dog Linux se especializa en PowerPC. No sólo en Macs, sin embargo: lleva rato siendo un gran asociado de IBM en su esfuerzo por difundir la plataforma POWER entre los desarrolladores Linux.

Cuando se produjo el anuncio de Apple, Kai Staats, presidente de TerraSoft, estaba en Barcelona en la primera reunión de Power.org (la iniciativa que agrupa la parte Open Source de la plataforma POWER de IBM).

La primera comunicación oficial de TerraSoft fue breve y clara: siguen en la plataforma Power (IBM, Freescale). No van a pasarse a la arquitectura Intel (x86/ia64).

Siguen llevándose bien con Apple y autorizados a vender sus productos con hardware de Apple. Y esperan que la noticia de la migración beneficie a su versión de Linux por su capacidad de hacer de "puente" entre arquitecturas.

La parte interesante venía con la afirmación de que "las cosas ya están en marcha para hacer posible un mundo de mayor diversidad en la Arquitectura Power".

Contrataque

A las pocas horas ya estaban mucho más centrados :-), y la noticia era que "el PowerPC NO está muerto. Apple no es el único fabricante de ordenadores PowerPC". De hecho, Terra Soft "ha estado trabajando durante años para ampliar las oportunidades para las soluciones Linux sobre Power". Como resultado de "el anuncio de Apple, esos planes se han acelerado y se han presentado nuevas oportunidades."

De acuerdo con Terra Soft, ellos e IBM, Freescale, Mercury/Momentum, Genesi, y otros, están "lanzándose a llenar el hueco dejado por Apple y a ampliar el mercado de la arquitectura Power". A traves de iniciativas como la Power.org se "asegurarán de que la familia Power alcanza todo su potencial". Terra Soft afirma estar en el meollo de esta evolución contínua, hablando con los líderes de la industria para definir el futuro de Power y Linux, y "asegurando la innovación colaborativa y el compromiso con Linux y los estándares abiertos".

A lo largo del verano -nos prometen- tendremos más noticias.

No todo es Cell o G5

Y es que hay algo que se suele salir de la foto cuando se habla de que "IBM no quiere dedicar recursos a procesadores para ordenador". No es cierto. IBM no se está centrando sólo en la gama especializada para consolas, también sigue, a un buen ritmo envidiable, el desarrollo de sus chips de gama alta para servidores, la familia POWER de la que descienden las versiones descafeinadas llamadas G5.

El hecho es que IBM lleva rato apoyando a Terra Soft (y a otras iniciativas) como herramienta para crear un entorno Linux para sus servidores de gama alta de arquitectura Power. Y que va a seguir haciéndolo.

Quizá nos equivoquemos, pero ésto parece arrojar una luz bastante diferente sobre lo que ha pasado entre IBM y Apple. Porque las iniciativas de IBM sobre Power.org (abrir la arquitectura, hacer Open Source muchas partes del diseño, implicar a muchas otras empresas) son anteriores a la decisión de Jobs de pasarse a Intel. De hecho, parece que IBM estuviera preparando el terreno para no contar con Apple como fabricante de servidores Power.

O dicho de otro modo, cada vez parece más claro que Jobs no "saltó" del barco PowerPC, sino que le empujaron. Y que no fue casualidad, sino una elección estratégica de IBM de no contar con Apple en el mercado PowerPC.

Comenta el artículo en los foros