A pesar de rumores optimistas sobre algunos modelos, las fechas para completar la transición no parecen estar tan cercanas.


Según las estimaciones de sus analistas, MacDailyNews publica hoy que la anunciada migración de la gama de Apple hacia procesadores Intel podría retrasarse sobre las fechas incialmente planteadas.

Como se viene especulando en Macuarium desde hace meses: FAQs sobre la migración de Apple a Intel, la mudanza no está del todo clara: Apple no se puede permitir el lujo de migrar toda la gama hacia la nueva plataforma en tanto en cuanto no tenga la seguridad de que el usuario medio/avanzado y especialmente el profesional van a poder contar con el respaldo de todo el software comercial de importancia.

Y algunos de estos fabricantes ya habían anunciado que no portarían sus programas hasta que tocara revisión de los mismos.

Algunos, como Adobe, habían anunciado que no reescribirían su Creative Suite hasta finales de 2006 para la nueva plataforma con Intel Inside.

Ante este panorama y según los analistas de MacDailyNews, la estrategia de Apple podría pasar por hacer la migración a costa del usuario que consume máquinas de la gama más baja: Mac Mini y iBook. Y retrasando la migración en las gamas iMac, PowerBook, PowerMac y servidores que podrían verse actualizados, en próximas revisiones, con nuevos procesadores PPC G5 de IBM.

Para presentar esta lenta transición como algo atractivo, en lugar de negativo, los expertos en márketing de Apple nos ofrecerían un interesante caramelo con un encanto difícil de rechazar en el primer paso hacia Intel: Un Mac Mini Media Center.

La atracción levantada por este producto restaría importancia al retraso en la migración del resto de la gama. Especialmente si Apple es capaz de actualizar su gama PowerBook, sin salir de la plataforma PPC, para satisfacer las espectativas del mercado, que demanda mayores prestaciones.

Vistas así las cosas se explicaría, por ejemplo, por qué Apple ha actualizado, contra todo pronóstico, de modo tan ostensible y en tan corto plazo de tiempo la gama iMacG5. Sin olvidar la reciente incorporación de procesadores de doble núcleo en la gama PowerMac G5 en puertas de una migración teóricamente inminente.

El único garbanzo negro que le queda a Apple para cuadrar la jugada y mantenernos a todos contentos es el PowerBook, con un G5 en su corazón.

Sobre estos rumores, enero podría traernos un Steve Jobs que anunciara Mac Mini e iBook con Intel Inside a la par que PowerBook actualizado con…. ¿G5?.

Para este retraso en la migración, que presumiblemente no empezaría a llegar a las gamas iMac ni profesional hasta mediados/otoño de 2006 los analistas de MacDailyNews argumentan el retraso y el elevado coste de los nuevos procesadores de Intel.

Pero si somos un poco más suspicaces podríamos estar inmersos en una maniobra de Apple, de cara a la campaña navideña (que en los países anglosajones ya está a todo motor) para no ver mermadas las ventas de la gama actual, respaldando la confianza de los consumidores en los productos que hoy oferta Apple.

La Mac World de San Francisco el próximo 10 de enero y, sobre todo la Keynote de Steve Jobs, despejarán las dudas.

Comenta el artículo en los foros.