Opera, el navegador consistentemente más innovador del panorama, acaba de dar una nueva vuelta de tuerca al incorporar soporte BitTorrent en la "Technology Preview" de su versión 8.0.2.

En resumen: es experimental. Ni siquiera cotiza como beta. Pero parece que funciona, y también en la versión Mac. Se puede descargar desde aquí.

De acuerdo con los responsables de Opera, "aunque hemos estado atentos a BitTorrent desde hace más de un año, el auténtico valor de la tecnología se nos hizo evidente con el lanzamiento de Opera 8 el pasado Abril. La masiva respuesta, con más de 100 descargas por segundo, causó un KO técnico a los servidores de Opera. Con BitTorrent, los usuarios habrían tenido un mecanismo alternativo de descarga", en palabras de Christen Krog, vicepresidente de ingeniería de la firma.

En esencial BitTorrent es una tecnología de descarga de archivos peer-to-peer popularizada por el uso pirata, pero también muy útil para fines legítimos y cada vez más popular en los sites que soportan una alta cantidad de descargas. BitTorrent no sólo es más eficiente que los protocolos habituales, usando todo el ancho de banda disponible, sino que permite evitar retrasos cuando múltiples usuarios bajan el mismo archivo… porque los usuarios que lo bajen se estarán ayudando mútuamente y restando carga al servidor. BitTorrent usa la banda libre en el canal de "subida" de cada usuario para aumentar la eficacia de la descarga total, complementando la capacidad del servidor: al final, los usuarios descargan el software unos de otros y no del servidor. Opera ofrece una descripción muy gráfica aquí.

Opera espera "facilitar la descargas de la gran cantidad de material legal disponible, como demos de juegos y software para Linux". El propio Opera será ofrecido también en formato torrent.