minionzaApple empieza a asomar la nariz en el terreno empresarial, aunque sin seguir el guión de nadie. Si hace bien poco el iPhone confirmaba que aspira a ser una herramienta corporativa, lo que se va sabiendo de Snow Leopard Server apunta a mayores ambiciones.

Eso sí, la empresa de la manzana sigue sin declarar sus intenciones. Parece que ha decidido que lo primero es sacar los productos y establecer los estándares, y que las alianzas con integradores y las certificaciones acabarán llegando. Quizá tengan razón. Pero a lo que íbamos: lo que trae el "Onza" (nombre en castellano del "snow leopard") debajo del brazo.

Usar la compatibilidad como arma

Lo más interesante de Snow Leopard Server desde el punto de vista del departamento de IT de una empresa es que reúne las herramientas necesarias para mantener sincronizados a todos los trabajadores, utilicen Mac o PC o iPhone o cualquier cosa con un navegador web.

El nuevo Mail que incorporan Macs e iPhones es capaz de recibir y gestionar información de Microsoft Exchange Server, algo que requieren muchísimas empresas. Pero el Snow Leopard Server es capaz de coordinarse con Outlook, con Mail, y con cualquier aplicación que (como las de Mozilla o Zimbra) cumpla los estándares CalDAV para calendarios y agendas, CardDAV -nuevo invento de la IETF– para tarjetas y agendas de direcciones… O que simplemente disponga de un navegador web, porque lo mismo que ofrece Apple con las MobileMe de puede ahora hacerlo cualquier empresa.

Las nuevas aplicaciones permiten no sólo gestionar el correo (y enviarlo mediante "push" a usuarios fuera de la red corporativa, móviles o no) sino la agenda de direcciones compartida, y también coordinar los calendarios (agendas) de personas y grupos, organizando y convocando reuniones (incluso con gente de fuera). No es lo único que incorpora, pero estas capacidades de coordinación por sí solas son toda una novedad en Mac, muy útil en entornos corporativos.

Resumiendo, ahora un Mac puede entrar en cualquier empresa que sólo requiera la capacidad de hablarse con Exchange Server. Pero es que si se cambia el Exchange Server por un Snow Leopard Server, se puede seguir dando soporte a los usuarios de Outlook (prácticamente: no está clara la gestión de calendario) y además dar un servicio integrado a iPhones, Macs, PCs, Linux y lo que haga falta.

No hace demasiado, uno de mis clientes favoritos (una gran entidad pública) se debatía buscando un modo de coordinar reuniones y agendas, además de correo, sin usar Exchange Server. Les solucionamos el problema de otro modo. Hoy les habría recomendado usar las "Mobile Me" privadas de un servidor Snow Leopard… y el que quiera almacenar el correo en local, sigue pudiendo usar su aplicación preferida.

Quizá no es una solución para cualquiera. Pero las empresas multiplataforma o que aprecien los estándares van a tener algo en que pensar. Y las que usen iPhone, más.

Herramientas de colaboración y costes

No olvidemos que además, el Snow Leopard Server integra herramientas de gestión de archivos (iDisk) muy interesantes. Y también una herramienta para generar wikis sencilla pero potente (ahora con la capacidad de hacer búsquedas que abarquen varios wikis), así como blogs (no la conozco bien). Todo pensado para poder usarlo a través del interface de un iPhone.

Sumando todo ello, tenemos una herramienta de colaboración que, bien usada, puede eliminar la necesidad de otras más integradas como el Sharepoint Server de Microsoft. No nos engañemos, no son lo mismo: el Snow Leopard Server no integra todas las herramientas de colaboración en el mismo entorno web pensado para equipos o departamentos… pero tampoco representa la trampa de las licencias de Microsoft, con un precio de entrada minúsculo y un coste real que crece año a año. Y da la impresión (hay que probarlo) de que con un poco de trabajo se pueden hacer cosas verdaderamente útiles.

El aspecto de los costes es importante. La forma de licencia de Apple permite usuarios ilimitados, tanto en correo como en calendario como en todo lo demás, mientras que Microsoft cobra por usuarios. La diferencia de costes favorece a Apple casi desde el principio, pero se vuelve radical cuando llegamos a una PYME tirando a grande. De acuerdo con RoughlyDrafted (un site ligeramente sensacionalista pero serio) equipar con correo y calendarios a 100 usuarios cuesta 17.206 dólares usando Dell+Microsoft… frente a 5.495 dólares usando un Xserve con Snow Leopard. Por lo que sé, tiene razón… y no está contando las licencias de Sharepoint, ni la renovación de licencias. Es cierto que hay que añadir el coste de formar a alguien en aplicaciones y servidores Mac, pero a cambio tienes la posibilidad de trabajar con todo lo que se mueve y no sólo con Microsoft.

¿Más aplicaciones web?

Por supuesto, lo que hay es lo que hay y no deberíamos hablar de más. Pero el hecho de que Apple esté apostando por aplicaciones web desarrolladas con SproutCore obliga a pensar que un Xserve con Snow Leopard Server es probablemente el entorno ideal en el que instalar cualquier aplicación corporativa (o abierta al público) que uno desarrolle: cabe poca duda de que Apple habrá optimizado las cosas.

Capacidad para los nuevos procesadores

Más allá de las aplicaciones web, Snow Leopard Server comparte con su hermano de escritorio una "limpieza y reconstrucción", así como varias mejoras, destinadas a hacerle capaz de sacar partido de procesadores multinúcleo (es decir, de muchos más que los actuales).

Esto no sólo afecta al sistema operativo: "Grand Central", la tecnología anunciada por Apple en la WWDC, está pensada para ayudar a los desarrolladores a sacar partido de esos mismos procesadores sin tener que meterse hasta la cocina con los detalles del trabajo con múltiples hilos, gestión de colas, etc. El resultado debería ser que el desarrollo de estas aplicaciones capaces de triturar enormes cantidades de datos o realizar enormes cálculos en paralelo… sea mucho más fácil sobre Mac OS X.

Juntando ambas cosas tenemos que Snow Leopard Server no sólo podrá sacar partido de los nuevos procesadores sino que también será un hogar privilegiado para aplicaciones que aspiren a lo mismo.

Para que nos hagamos una idea de lo que significa ésto, hasta ZDNet está viendo Grand Central como un enorme riesgo para Microsoft. Y como curiosidad adicional, observemos que toda la iniciativa parece construída con la ayuda activa de Intel: el gigante de los procesadores está usando a Apple para generar demanda para sus capacidades más avanzadas, algo en lo que Dell o Microsoft no invierten pero que a la empresa de la manzana le sirve para diferenciarse.

… y no sólo para los procesadores: OpenCL

En la misma línea, Apple ha estado trabajando par establecer un estándar que permita a las aplicaciones sacar partido del resto de la artillería a su disposición. Es decir, usar no sólo el procesador principal sino también la tarjeta gráfica para realizar el trabajo (GPGPU).

Sin entrar en detalles, digamos que el nuevo método promete sistemas mucho más eficaces en el uso de los recursos, independientemente del tipo de tarjeta que se tenga instalada. Porque casi todos los fabricantes participan en el proyecto (véase el anuncio) mediante un consorcio de la industria que abarca fabricantes de ordenadores y también de smartphones. Una vez más, el trabajo de Apple a través de estándares abiertos es llamativo.

Y además, las herramientas multimedia, 64 bits, ZFS, etc.

Todo ésto, sin fijarnos en las cosas que ya explica Apple (se han molestado en traducir la página), como el soporte 64 bits en todo el sistema, la posibilidad de usar el sistema de archivos ZFS (algo muy importante cuando se gestionan volúmenes de datos realmente enormes, algo que en las empresas no suena tan lejano, y se quiere fiabilidad y seguridad), herramientas de creación de podcasts, y el misterioso QuickTime X, que no está incorporado en la copia de Snow Leopard distribuída a desarrolladores por lo que nos hemos quedado con las ganas de ver de qué va.

onza

En resumen

Aunque algunos tienen dificultades para ver las ventajas que aporta el previsto Mac OS X 10.6 Snow Leopard en el escritorio (y lo dejan claro en los foros, aunque otros lo ven mejor ), su hermano mayor es una batería de buenas ideas que no sólo promete situar a los Xserve al frente de la parrilla de salida (con muy buenos rendimientos usando los últimos procesadores y los que vengan) y facilitar la vida a los desarrolladores de aplicaciones corporativas que necesiten prestaciones serias.

También promete dar un toque de atención muy serio en el terreno de las herramientas de colaboración, compitiendo contra las que actualmente son las verdaderas armas de Microsoft en el terreno empresarial: el Exchange Server al que están atadas tantas empresas de todos los tamaños, y el Sharepoint al que Microsoft quiere atarlas en esta generación. Snow Leopard Server ofrece los medios para curar la adicción por la directa, especialmente en combinación con herramientas de terceros basadas en los estándares abiertos que usa.

Con su ayuda, el Xserve está pasando de ser un servidor interesante para empresas multimedia y usuarias de Mac, a una herramienta cada vez más interesante para los que quieren las prestaciones de Microsoft (y la compatibilidad con sus programas) sin atarse a sus licencias y monopolios. Por no mencionar el resto de ventajas.

Y tampoco nos olvidemos de que Apple va dejando un rastro de estándares abiertos bien desarrollados, que otras iniciativas y empresas ya están aprovechando para construir aplicaciones capaces de intercomunicarse con las prestaciones necesarias para competir contra Microsoft. Apple no sólo está creando herramientas para sí misma, está creando un ecosistema que aumentará su valor a lo largo del tiempo.

Apple sigue siendo muy discreta. No ha lanzado declaraciones, sino que trabaja en discretos comités de la industria. No promete tomar el mercado corporativo por asalto, sino mejor compatibilidad entre escritorio y móvil, y entre las distintas plataformas. No es que se haya quitado los guantes en su relación con Microsoft. Más bien es que está metiendo una herradura dentro, y el puñetazo se va a notar.

Ya tengo ganas de poner a prueba el nuevo leopardo… y es la primera vez que realmente me interesa una versión Server.

 

Puedes comentar el artículo en los foros.