tagsComo algunos habéis notado, los cambios siguen llegando a Macuarium poco a poco :-). Algunos de ellos son especialmente discretos y sin embargo importantes. Como el que nos ocupa.

Cuando Macuarium empezó a funcionar, conceptos como los "tags" no existían (en todo caso eran las keywords que ponías como meta tags ;-)), y los "social bookmarks" menos aún. Los "blogs" eran páginas personales, y se hacían artesanalmente con mucho esfuerzo…

Pero los tiempos adelantan que es una barbaridad, y hoy en día una parte seria de la población de internet se maneja con RSSs, busca temáticamente por tags, y comparte sus links favoritos mediante del.icio.us y similares. Y aquí nos dábamos cuenta de que Macuarium estaba quedando al márgen de esa navegación "2.0": según sus criterios peculiares, Macuarium era menos visible que sites con una décima parte de sus contenidos. Mucha gente se estaba perdiendo la ocasión de conocerlos, y de aportar su punto de vista en la Comunidad.

Así que primero pusimos RSS de los foros, y luego de la portada (han dado todos los problemas que han querido, pero ya funcionan) y este fin de semana hemos incorporado dos cosas al final de cada artículo:

  • Un conjunto de "tags" que identifican el autor, la sección, y la temática principal del artículo, y que permiten lanzar búsquedas de artículos relacionados haciendo click en ellas.
  • Un botón que permite marcar como favorita la página… en nuestro navegador, o en muchos servicios como del.icio.us, Digg, etc :-). Faltan algunos en español, pero estamos en ello.

Esperamos que todo ésto haga más fácil localizar lo que escribimos en Macuarium, y más cómodo usarlo a aquellos cibernautas acostumbrados a esas tecnologías. Lo primero sólo sucederá en la medida en que suceda lo segundo: nuestra visibilidad aumentará en función de lo que se usen los favoritos y se enlace a nuestros artículos.

Por supuesto (y como ya se ha visto con tags y RSS :-)) todo es mejorable, y esperamos vuestros comentarios para afinar las cosas. La idea es, sencillamente, que sean útiles.

Un saludo,

Miguel

 

Puedes comentar la editorial en los foros